‘The Pelayos’


A pesar de la crisis, que ha afectado al funcionamiento de la industria, el cine español está en expansión creativa, en el sentido de que se aproxima a historias y géneros no tan transitados y con una clara influencia estadounidense. ‘The Pelayos’ es uno de los últimos ejemplos al adaptar el cine ambientado en los casinos al estilo y la picaresca patria. Una película sobre la búsqueda del éxito y la persecución de los sueños a la que se le agradece la apuesta por hacer algo diferente, si bien no termina de cuajar debido a sus altibajos narrativos. El filme, elegido para inaugurar la 15 edición del Festival de Málaga, fue recibido con tibieza por la crítica.

Gonzalo (Lluís Homar) está obsesionado con la idea de hallar un método estadístico que le permita ganar importantes sumas de dinero en los casinos. Por cuestiones de salud (y por estar fichado), vive apartado del mundo del juego, aunque su hijo Iván (Daniel Brühl) ha cultivado esas inquietudes y pretende poner en práctica el sistema en las ruletas. Para ello contará con la ayuda de sus primos y su tío (Miguel Ángel Silvestre, Oriol Vila y Vicente Romero), dispuestos a desbancar el casino dirigido por un hombre al que llaman la Bestia (Eduard Fernández) y con el que Gonzalo tiene cuentas pendientes.

‘The Pelayos’, inspirada en las andaduras en los casinos de la familia García Pelayo, no oculta sus expectativas comerciales, reflejadas por ejemplo en la presencia de Silvestre, el famoso Duque, y Blanca Suárez. Sus personajes (un ligón inocente y descerebrado y una ‘croupier’), en un claro guiño al público adolescente, tienen un romance (como en su vida personal) que ocupa una de las subtramas de la obra. El largometraje se pierde en medio de tantas historias paralelas, con abruptos cambios de estilo y de ritmo. Esa irregularidad es el principal defecto de una cinta cuyo guion carece de la suficiente profundidad como para mantener el interés. Los actores cumplen, aunque en algunos casos están desaprovechados. A pesar de lo mencionado anteriormente, se deja ver.

Lo mejor: su apuesta por realizar un cine comercial diferente en España.

Lo peor: sus problemas de ritmo y la irregularidad.

Puntuación: 6/10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s