‘Las sesiones’


El género dramático incluye películas que afrontan temas delicados desde una perspectiva amable, elección que, lejos de desvirtuarlas, favorece la sintonía con el público al recordar que en la vida la amargura se turna con las alegrías (otra cosa es la frecuencia con la que se efectúa el cambio). ‘Las sesiones’, título que responde a las formas del cine ‘indie’ implantado en Hollywood, se enmarca en esta tendencia. A partir de una historia, basada en hechos reales, de un discapacitado físico que, ya adulto, ansía perder la virginidad, el filme remarca la importancia del sexo y, en sentido más amplio, el afecto como forma de completar al ser humano. La propuesta brilla por la naturalidad que transmite y por el estupendo trabajo del reparto. Salvo sorpresa, John Hawkes y Helen Hunt optarán al Óscar y al menos conseguirán la nominación (la segunda en ambos casos). ‘Las sesiones’ emociona a la vez que su optimismo anima a disfrutar de lo que se tiene.

Helen Hunt y John Hawkes, en 'Las sesiones'
Helen Hunt y John Hawkes, en ‘Las sesiones’

La acción se desarrolla a finales de los 80. Mark O’Brien (Hawkes) contrajo la polio de niño, enfermedad que le postró en una camilla y le obligó a utilizar un pulmón de acero. A sus 38 años, se dedica a escribir poemas y artículos periodísticos sobre su experiencia. Nunca ha estado con una mujer, por lo que pide consejo a su sacerdote (William H. Macy) para ver si sería apropiado solicitar ayuda profesional. Como el cura le da luz verde, acude a una terapeuta (Hunt) con la que descubrirá el sexo.

Cartel del drama 'Las sesiones'
Cartel del drama ‘Las sesiones’

‘Las sesiones’, escrita y dirigida por Ben Lewin, combina drama, sensibilidad y humor, presente en alivios cómicos (de resultado desigual), y rebosa frescura en las conversaciones entre el protagonista y su confesor, en la práctica un amigo, y la terapeuta. Las inquietudes del personaje principal y su temor al tabú y lo desconocido (acentuados por su educación católica) representan la incertidumbre que sufre la mayoría de personas cuando se adentran por primera vez en terreno sexual. Los espectadores se identifican (en parte) con Mark O’Brien, y la empatía que genera el largometraje explica su exitoso paso por Sundance y San Sebastián, festivales donde logró los premios del público.

Como se ha indicado, ‘Las sesiones’ alcanza el notable por sus actores. Hawkes conmueve y borda su papel de hombre en busca de afecto y que, en el fondo, tiene miedo a crecer. Asimismo, destaca la valentía de Hunt en un registro difícil que no habría aceptado cualquier actriz por su desnudez física y emocional. Las escenas de sexo, despojadas de morbo, reflejan cercanía e intimidad. Completa el elenco un divertido William H. Macy.

Lo mejor: la naturalidad de las conversaciones y el talento de John Hawkes y Helen Hunt.

Lo peor: la simpleza de algunas situaciones cómicas (los momentos con el recepcionista del motel).

Puntuación: 7/10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s