‘Faust’


El cine de Alexander Sokurov es complejo, retórico y, en cierto modo, experimental. A prori cuesta acercarse a sus películas, aunque al final el aficionado queda satisfecho. Ocurre con ‘El arca rusa’, una de sus obras más populares (en un prodigio técnico y narrativo, la rodó en una única toma), y la historia se repite con ‘Faust’, en la que el cineasta se inspira de forma libre en la tragedia de Goethe.

El mito de Fausto ha conocido varias versiones, por lo que el espectador ya está más o menos familiarizado. La trama se centra en Fausto, un doctor en crisis de identidad que vende su alma al diablo. Aquí satanás es un ser grotesco y deforme (por ejemplo, tiene el pene en la espalda) que guía a Fausto por situaciones que representan las tentaciones mundanas antes de llegar al infierno.

‘Faust’, rodada en alemán, sobresale por su virtuosismo visual y su ambientación, por lo que no extraña que se llevara el premio a la dirección artística en el Festival de Gijón. El hipnotismo que provocan sus imágenes y la profundidad de sus diálogos seducirán a quien le gusten las películas diferentes y de corte teatral. Como se ha indicado, ‘Faust’ exige mucho al público, de ahí que no extrañara que durante su proyección en el certamen abandonaran la sala algunas personas, desconcertadas por la propuesta de Sokurov. Rara, pero reivindicable.

Puntuación: 7/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s