Archivo de la etiqueta: Rodrigo Cortés

‘Emergo’

La moda del ‘found footage’ (material encontrado), cuyos ejes giran en torno a las cámaras de vídeo y las grabaciones de estética casera para conferir realismo, ha derivado en una explotación de esta fórmula como mecanismo de terror. El hartazgo ante los mismos esquemas ha repercutido negativamente en la recepción de ‘Emergo’, aportación española al subgénero. Presentada en el Festival de Sitges de 2011, llega ahora al mercado del DVD y a las plataformas VOD (soportes en los que se comercializó en Estados Unidos bajo el título de ‘Apartment 143’) tras un estreno simbólico en salas. ‘Emergo’ reincide en lo ya visto, pero sería injusto catalogarla por defecto como una copia de ‘Paranormal Activity’ y similares. Más honesta que la tramposa franquicia de fenómenos extraños, la película de Carles Torrens, apadrinado en su debut por Rodrigo Cortés (aquí guionista y productor), cumple e inquieta dentro de su modestia. No merecería pasar desapercibida.

Fotograma de 'Emergo', filme de Carles Torrens
Fotograma de ‘Emergo’, filme de Carles Torrens

Un equipo de investigadores acude a un piso donde supuestamente ocurren fenómenos paranormales. Allí vive un hombre viudo y en paro junto a sus hijos, un niño y una adolescente resentida con su progenitor. La familia empezó a detectar sucesos extraños en su anterior domicilio a raíz de la muerte de la madre, unos hechos que se repiten a pesar del cambio de casa. La aparición de los científicos intensificará los problemas.

Rodada en inglés con vistas a las ventas internacionales, ‘Emergo’ se esfuerza por narrar un relato de terror con toques de drama familiar (en el ambiente flotan el dolor, la culpa y los reproches) y un cierto enfoque científico, representado en los investigadores y su reticencia a aceptar lo paranormal. El filme tiene más alma que otros productos ‘found footage’ y denota que sus creadores conocen en profundidad los resortes de las historias de fantasmas (la conversación en la cocina entre el padre y el jefe de los investigadores resulta esclarecedora). Por algunos apuntes, se nota que Rodrigo Cortés escribió el guión de ‘Emergo’ en el proceso de desarrollo de ‘Luces rojas’.

Cartel de 'Emergo'
Cartel de ‘Emergo’

El largometraje, que juega con la ambigüedad aunque deje pistas, dosifica la información al espectador para acentuar la tensión, efecto conseguido en la escena de los ‘flashes’ y la sesión de espiritismo. Lástima que culmine en un desenlace poco satisfactorio. Los actores, desconocidos (en el reparto figura Gia, la hija de Joe Mantegna), realizan actuaciones convincentes. ‘Emergo’ destaca por su efectividad en el apartado técnico, incluye momentos de inventiva visual y apuesta por una fotografía que varía según el tipo de cámara que utilizan los personajes.

Lo mejor: su honestidad, el conocimiento del subgénero por parte de sus creadores y el enfoque dramático y científico.

Lo peor: que se pueda confundir con otra ‘Paranormal Activity’.

Puntuación: 6/10

‘Luces rojas’

En el cine español es cada vez más frecuente la existencia de proyectos que, con la mirada puesta en el mercado internacional, se ruedan en inglés y cuentan con figuras del ‘star system’ estadounidense y europeo. Una forma de fortalecer la industria y de paso explorar géneros menos transitados. Es el caso de ‘Luces rojas’, tercer trabajo (hasta la fecha el más ambicioso) del director gallego Rodrigo Cortés, protagonizado por Cillian Murphy, Sigourney Weaver y Robert De Niro. Un ‘thriller’ de temática paranormal que entretiene y seduce al espectador a pesar de su irregularidad y de dejar cierto poso amargo; el resultado no es tan redondo como se presuponía. Quizá sea porque, como los psíquicos que retrata, en el fondo vive de la apariencia.

Margaret Matheson (Weaver) y su ayudante Tom Buckley (Murphy) investigan casos supuestamente paranormales. Su objetivo consiste en descubrir el fraude de quienes se aprovechan de crédulos y analfabetos funcionales alegando que tienes poderes y conexiones con otra realidad. El retorno a la vida pública, después de 30 años de ausencia, del misterioso mentalista Simon Silver (De Niro) empezará a obsesionar a Buckley, deseoso de desenmascararle. Pero hay cosas que es mejor no saber…

‘Luces rojas’, presentada en el Festival de Sundance, evidencia el talento visual y el brío narrativo de Cortés, también responsable del guion. La cinefilia de Cortés es palpable en cada escena (esas lámparas ‘lynchianas’…). No obstante, la película se resiente por unos cambios bruscos de estilo, algunos efectismos y un desarrollo en el que no faltan los tópicos, como la presencia de personajes funcionales (por ejemplo, el interpretado por Elizabeth Olsen). Los citados defectos se contrarrestan con una impecable factura técnica (no parece española) y un convincente reparto. Asimismo, se agradece su original desenlace, que aquí no vamos a desvelar. En términos generales, pese a sus lagunas, se trata de una propuesta interesante.

Lo mejor: la osadía de Cortés y el aspecto técnico.

Lo peor: los tópicos y sus cambios de ritmo.

Puntuación: 6/10