Archivo de la etiqueta: Gore

‘Babysitter wanted’

Sarah Thompson, en 'Babysitter wanted'
Sarah Thompson, en ‘Babysitter wanted’

Los prejuicios envuelven al cine de terror, y a menudo con razón debido a la explotación de fórmulas gastadas o la desvergüenza de determinados productos. Esta situación explica las generalizaciones (negativas) en torno al género y que el aficionado deba afinar su búsqueda para hallar propuestas interesantes, como ‘Babysitter wanted’, película de 2008 rescatada en España gracias al Vídeo On Demand (VOD). Un pequeño filme con aroma ‘ochentero’ (reflejado en la fotografía sucia) y detalles que disfrutará el fan del horror (referencias y arrebatos ‘gore’) que destaca por su tono malévolo. Resulta tramposo, sí, pero entretiene.

Una joven criada en un entorno cerrado y religioso comienza su andadura en la universidad y busca un trabajo a tiempo parcial para poder mantenerse. Mientras se adapta a una nueva realidad que le atemoriza, siente que alguien la observa y permanece al acecho. Sus sospechas se confirmarán cuando acuda a una granja para hacer de canguro y cuidar a un niño.

Uno de los carteles de 'Babysitter wanted'
Uno de los carteles de ‘Babysitter wanted’

‘Babysitter wanted’, dirigida por Jonas Barnes (también guionista) y Michael Manasseri (al que algunos recordarán como el protagonista de la serie de los 90 ‘Una chica explosiva’), juega con las formas del terror y atesora elementos que denotan cariño por el género y el esfuerzo por relatar una historia. Avanzado el metraje, la trama experimenta un giro radical (y delirante) que apreciarán los aficionados. Entonces el largometraje se excede en el ‘gore’ (cabe advertir de una desagradable escena al más puro estilo matarife) y pierde fuerza en un tramo final que sucumbe a las convenciones que antes había afrontado con soltura.

El protagonismo recae en Sarah Thompson, quien cumple en un papel diseñado para sufrir. En el reparto figuran Matt Dallas (de ‘Kyle XY’), Bruce Thomas, con un notable parecido físico con el gran Bruce Campbell, y Bill Moseley, un habitual de la serie B.

Lo mejor: su tono malévolo y el estilo de terror ‘ochentero’.

Lo peor: las convenciones del desenlace.

Puntuación: 6/10.

‘The collector’

Mutilaciones, torturas y vejaciones pueblan la filmografía de Marcus Dunstan y Patrick Melton, guionistas de las cuatro últimas entregas de ‘Saw’ o las secuelas de ‘Feast’. Por eso no es de extrañar que mantengan ese gusto por el ‘gore’ y lo bizarro en ‘The collector’, bautizo en la dirección de Dunstan, arropado una vez más por su colaborador habitual. Es un ‘thriller’ de bajo presupuesto, pura serie B, que hará las delicias de los aficionados al terror por sus escenas sangrientas (auténticas salvajadas) y espantará al resto. Ha llegado a la cartelera española con tres años de retraso, tiempo en el que se ha llevado a cabo una segunda parte, ‘The collection’.

La historia se desarrolla en la casa de una familia adinerada. En ella trabaja Arkin, un hombre que se dedica a hacer chapuzas. Agobiado por las deudas de su ex mujer, decide robar en la vivienda, con la mala suerte de que alguien se le ha adelantado. Sin embargo, su rival no es un criminal cualquiera, sino un perturbado especializado en torturas y que ha instalado trampas mortales por todas las habitaciones. Arkin no tendrá más remedio que enfrentarse al psicópata e intentar salvar a los dueños de aquel domicilio.

‘The collector’ se caracteriza por una estética sucia y una historia interesante pero previsible. Su principal baza reside en una trama macabra salpicada de sangre que incluye guiños a ‘Saw’ (como el diseño de las trampas y el epílogo). El filme, plagado de imperfecciones (un estilo de dirección discutible, el horrendo uso de la música y las incoherencias argumentales), resulta entretenido por lo cafre de la propuesta.

Lo mejor: las trampas, los momentos ‘gore’ y el desenlace.

Lo peor: la estética de serie B barata y sus inevitables incoherencias de guión.

Puntuación: 6/10