Archivo de la etiqueta: George Clooney

‘Gravity’

Las imágenes del espacio evocan belleza y también temor a lo desconocido, a la evidencia de la insignificancia humana ante la inmensa oscuridad del universo. Esa dualidad está presente en ‘Gravity’, película destinada a convertirse en un clásico inmediato en el ámbito de las odiseas espaciales. Siete años después de entusiasmar con ‘Hijos de los hombres’, el mexicano Alfonso Cuarón regala una obra en la que la trascendencia y la espectacularidad cohabitan en perfecta armonía. Todos sus elementos (dirección, aspectos técnicos, historia, actores) van enfocados a ofrecer una experiencia cinematográfica de primer orden. Impresionante.

Sandra Bullock, en un momento de 'Gravity'
Sandra Bullock, en un momento de ‘Gravity’

El hipnótico primer plano (el globo terráqueo) ya denota el potencial de ‘Gravity’, que narra las penurias de dos astronautas a raíz de que la basura espacial destruya su transbordador. El filme lleva al espectador a la gravedad cero y transmite la soledad que afrontan los personajes; provoca tensión, agobio e incluso escalofríos, sensaciones que llegan al límite cuando el horror se apodera del relato y la doctora Ryan Stone (Sandra Bullock) intuye la muerte. Cuarón demuestra inteligencia narrativa y alterna momentos de fondo reflexivo con brillantes secuencias de acción que atrapan por su poderío visual. La atmósfera envuelve en virtud de los efectos digitales, la fotografía, la banda sonora y un guión (escrito por Cuarón en alianza con su hijo Jonás) al que, eso sí, se le pueden reprochar ciertas licencias de su tramo final, única merma de una película que roza el sobresaliente.

Cartel español de 'Gravity'
Cartel español de ‘Gravity’

‘Gravity’, presentada en los festivales de Venecia y San Sebastián, atesora escenas de fuerte simbolismo, entre las que destaca la imagen que, a bordo de la ‘Soyuz’, remite al vientre materno. Sandra Bullock sorprende con su papel y desarma los prejuicios que la persiguen por defecto. George Clooney, con menos peso en la trama, derrocha carisma.

Lo mejor: las sensaciones que genera y cómo envuelve al espectador.

Lo peor: algunas licencias de guión del tramo final.

Puntuación: 9/10.

‘Los descendientes’

Alexander Payne (‘Entre copas’, ‘Election’) se ha convertido en una de las voces más interesantes del cine estadounidense. Siete años después de su último trabajo, regresa con ‘Los descendientes’, un drama sobre las dificultades de la vida. En los Globos de Oro obtuvo dos galardones, el de mejor drama y el de actor en esa categoría (George Clooney). A priori, cuenta con potencial como para imponerse en los premios Óscar. Gane o no, es una gran película que emociona al espectador.

La trama se desarrolla en Hawai, aquí despojado de su imagen idílica. Cuando surgen los problemas, da igual estar en el paraíso. La rutina de Matt King (Clooney), un hombre de clase acomodada dedicado por completo al trabajo, sufre un vuelco a raíz del accidente de su mujer con una lancha motora. La esposa entra en coma y sus opciones de recuperarse son nulas, por lo que Matt queda al cuidado de sus dos hijas, una adolescente y una niña de diez años bastante inquieta. Mientras acepta la pérdida de su pareja, se percata de que no conoce a sus hijas y no sabe tratar con ellas. Él tan solo era el progenitor suplente, como así se define. Por si fuera poco, descubre que su mujer tenía un amante y que le iba a pedir el divorcio. Roto por el dolor y lleno de rabia, viaja con sus hijas para ver en persona al amante y decirle que su esposa se muere. De forma paralela, Matt debe decidir si vende las hectáreas de selva virgen que posee su familia, herencia que comparte con una extensa lista de primos.

‘Los descendientes’, basada en una novela de Kaui Hart Hemmings, habla de los golpes de la vida, de la necesidad de sobreponerse ante las embestidas que inevitablemente sufriremos. Payne dirige con sutileza un drama, aligerado con pinceladas de humor, que también alude a la relación entre padres e hijos, al papel de las nuevas generaciones y al paso del tiempo. Clooney brilla con su interpretación de un padre destrozado al que no le queda más remedio que mirar al frente. ‘Los descendientes’ es una obra madura y, por lo tanto, casi una rareza en el panorama de Hollywood. Una joya.

Lo mejor: la franqueza de la historia.

Lo peor: algún pequeño bajón de ritmo.

Puntuación: 8/10