‘Si fuera fácil’


 Judd Apatow se ha convertido en una figura de referencia dentro de la comedia estadounidense de los últimos años, con un estilo que ha creado escuela (y no solo por sus proyectos como productor). La inmadurez y el miedo a crecer, con las obligaciones y retos que la edad implica, están detrás de sus películas. ‘Si fuera fácil’ supone la propuesta más adulta del director y guionista y se trata de un buen filme sobre lo traumático que resulta comprobar que la vida pasa rápido. El público que vea los problemas de los protagonistas en el horizonte se identificará y disfrutará con ‘Si fuera fácil’, donde confluyen la cara seria de Apatow y su lado festivo.

Leslie Mann y Paul Rudd, en 'Si fuera fácil'
Leslie Mann y Paul Rudd, en ‘Si fuera fácil’

‘Si fuera fácil’ gira en torno a Debbie (Leslie Mann) y Pete (Paul Rudd), personajes que aparecían como secundarios en ‘Lío embarazoso’, el segundo trabajo de Apatow. El 40 cumpleaños de Debbie es el punto de partida para mostrar los problemas del matrimonio, la falta de pasión, de magia, las mentiras, las penurias económicas y los quebraderos de cabeza que provoca criar a las hijas (una de ellas adolescente), así como los derivados de aguantar a padres y suegros. En los diálogos se entremezclan las inquietudes de Debbie y Pete, la ironía y alusiones al sexo y la escatología, cóctel que propicia momentos descacharrantes y otros emotivos.

Cartel español de 'Si fuera fácil'
Cartel español de ‘Si fuera fácil’

El largometraje se sustenta en unos personajes bien definidos y en la empatía que genera el tono ligero del conjunto. No obstante, Apatow reincide en una de sus manías, el metraje abultado, y alarga demasiado algunas situaciones (por ejemplo, el pasaje de la fiesta de cumpleaños de Pete). En esos momentos, da la sensación de que Apatow no sabe hacia dónde va su discurso. ‘Si fuera fácil’ plantea los hechos, en este caso la crisis de pareja y los sinsabores de la etapa adulta, y solo sugiere las respuestas, quizá porque están en la propia vida.

Mann y Rudd bordan sus papeles y ‘Si fuera fácil’ constituye una oportunidad para reivindicar su talento, que va más allá de lo cómico y la capacidad gestual. Mann, mujer de Apatow en la vida real (y actriz fetiche), no es el único familiar elegido por el director para la película, ya que también participan sus hijas, Maude e Iris, de ahí que se pueda pensar que algunos acontecimientos de la obra tienen poso autobiográfico. El filme incluye las colaboraciones especiales de Albert Brooks, John Lithgow, Chris O’Dowd, Jason Segel, Megan Fox (en el único registro en el que sabe desenvolverse) y Melissa McCarthy.

Lo mejor: el tono, la identificación del espectador con la historia y los protagonistas.

Lo peor: Apatow insiste en estirar sus películas.

Puntuación: 7/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s