‘El lado bueno de las cosas’


El dolor emocional y los problemas psicológicos son una epidemia silenciosa, si bien aún se enmarcan dentro de los temas tabú de la sociedad, donde afloran en un contexto de angustia y depresión generalizadas. ‘El lado bueno de las cosas’ aborda cómo inciden los trastornos en la vida diaria de quienes los sufren, y lo hace bajo las formas del drama y la comedia romántica de tono ‘indie’. A partir de una novela de Matthew Quick, David O. Russell (‘The fighter’, ‘Tres reyes’) escribe y dirige una película que supera las convenciones genéricas del relato y destaca por su poso existencial. Un filme emotivo y divertido a partes iguales que, a pesar de tratar asuntos delicados, invita al optimismo, de ahí que se convirtiera en uno de los títulos de 2012 en Estados Unidos. La obra ha supuesto el primer Óscar para Jennifer Lawrence, una de las actrices del momento en Hollywood, y ha permitido que Bradley Cooper se reivindique como intérprete más allá de su registro de galán.

Jennifer Lawrence y Bradley Cooper, en 'El lado bueno de las cosas'
Jennifer Lawrence y Bradley Cooper, en ‘El lado bueno de las cosas’

Pat (Cooper) recibe el alta del centro psiquiátrico en el que ingresó por un trastorno bipolar y por los actos que cometió al descubrir una infidelidad. Quiere recuperarse, pero a la vez está empeñado en volver con su mujer, una intención poco aconsejable y con la que se engaña a sí mismo. Mientras se adapta a la rutina en casa de sus padres, conoce a Tiffany (Lawrence), una joven adicta al sexo a raíz de un hecho traumático. Ambos establecerán una peculiar relación que, a modo de terapia, les ayudará a evolucionar y pasar página.

Cartel español de 'El lado bueno de las cosas'
Cartel español de ‘El lado bueno de las cosas’

‘El lado bueno de las cosas’ brilla por su retrato de personajes: un bipolar con cambios de humor; una joven que escapa del dolor por medio del sexo; un padre con un trastorno obsesivo compulsivo (interpretado por Robert De Niro); y una madre (Jackie Weaver) que aguanta los problemas de su entorno. La propuesta refleja las dificultades de salir adelante cuando la mente bloquea a la persona y, como se comenta en una conversación entre los protagonistas, alude al miedo a vivir y ser feliz.

El ingenio del guión se complementa con la hábil dirección de Russell (plasmada en momentos como el de la ‘explosión’ por culpa del vídeo de la boda, la cita en el restaurante o el baile) y un buen acompañamiento musical. A su vez, sobresale por el nivel del reparto, un trabajo recompensado con las candidaturas al Óscar de Cooper, De Niro (su mejor papel en años) y Weaver y la estatuilla para Lawrence. En total, ‘El lado bueno de las cosas’ obtuvo ocho nominaciones, en lo que influyó el poder de los productores, los hermanos Weinstein, en la industria de Hollywood.

Lo mejor: el guión, el retrato de personajes y las interpretaciones.

Lo peor: el abuso de las referencias al fútbol americano y el exceso de metraje.

Puntuación: 7,5/10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s