‘Madagascar 3. De marcha por Europa’


 ‘Madagascar’ fue la apuesta de DreamWorks para mantenerse fuerte en el campo de la animación al margen de las andanzas del ogro verde Shrek. La película no destacaba por su estética, algo básica, sino por su ritmo endiablado y la simpatía que despertaban los secundarios, en especial los pingüinos, que actuaban como si fueran un comando militar. El filme originó una saga que llega a su tercera parte, entrega en la que da un salto cualitativo en el apartado visual, con escenas (como la fuga de Montecarlo o la función en el renovado circo) que son una auténtica delicia. ‘Madagascar 3. De marcha por Europa’, proyectada también en 3D, funciona como entretenimiento familiar y constituye una correcta comedia cuya efectividad reposa en el ‘slapstick’, con unas situaciones que compensan la falta de mordiente de los diálogos.

Fotograma de 'Madagascar 3'El león Álex, la cebra Marty, la jirafa Merman y la hipopótamo Gloria se encuentran en África y añoran el zoo de Nueva York. Saben que la única forma de regresar a casa pasa por encontrar a los pingüinos, que se marcharon a hacer pillerías a Mónaco. Allí se toparán con una implacable francesa responsable del control animal que quiere una cabeza de león para completar su siniestra colección de trofeos. La única forma de escapar será incorporarse a la gira del circo ambulante Zaragoza, en horas bajas.

‘Madagascar 3’, dirigida por Eric Darnell, Tom McGrath (los creadores de la franquicia) y Conrad Vernon,  se caracteriza por la rapidez con la que se desarrollan los acontecimientos, una forma de ocultar la simplicidad de la trama. Como se ha indicado, sorprende la inventiva detrás de las situaciones, llenas de color. En el lado contrario, los secundarios (incluidos los nuevos personajes) siguen resultando más interesantes que los protagonistas. Es una pena que los pingüinos (que, además de serie propia, piden a gritos una película en solitario) no tengan tanto peso como en las obras anteriores.

Lo mejor: el despliegue visual y la inventiva detrás del ‘slapstick’.

Lo peor: la falta de humor en los diálogos.

Puntuación: 6/10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s