‘Los niños salvajes’ (‘Els nens salvatges’)


Los problemas de la adolescencia no resultan desconocidos para el cine; al contrario. ‘Los niños salvajes’ (‘Els nens salvatges’ es su título original en catalán) se suma a la lista de producciones sobre una temática a la que, en el fondo, no aporta demasiada novedad. Sin embargo, se trata de un largometraje honesto, bien dirigido e interpretado que refleja con realismo la desorientación que sufre parte de la juventud española. La obra de Patricia Ferreira fue la triunfadora del Festival de Málaga y obtuvo el premio gordo, la Biznaga de Plata a la mejor película, un reconocimiento quizá excesivo, aunque encaja con lo apuntado en las quinielas de la sección oficial. También consiguió los galardones en la categoría de guion, actriz de reparto (Aina Clotet) y actor de reparto (Àlex Monner, compartido con Álvaro Cervantes, de ‘El sexo de los ángeles’).

Fotograma de 'Els nens salvatges'‘Los niños salvajes’ muestra la vida de tres jóvenes, residentes en Cataluña, con un nexo en común: la falta de comunicación con su entorno. En el instituto, Àlex (Monner) tiene fama de conflictivo. Le gusta pintar grafitis, dibujos en los que evidencia talento. Su problema reside en que no cree en sí mismo, y tampoco ayuda la tensa relación con sus padres, agobiados por las penurias del negocio familiar, un bar. Gabi (Albert Baró) es buen estudiante y entrena a ‘kickboxing’. No queda claro si disfruta con ese deporte o lo practica para no defraudar a su progenitor, una persona de carácter fuerte que anula a su mujer. Laura (Marina Comas), a la que apodan Oki, empieza a coquetear con el alcohol. Es de buena familia, si bien la situación en casa no es agradable; siempre discute con su padre y su madre prefiere mirar para otro lado ante los problemas. Los tres adolescentes se hacen amigos y hablan de sus inquietudes. No obstante, su aislamiento tendrá consecuencias funestas.

Póster de 'Los niños salvajes'Patricia Ferreira emplea la narración no lineal y alterna las vivencias de los protagonistas con lo que ocurre al final, una manera de mantener el interés y dejar caer que el desenlace (por otro lado sorprendente) será trágico. ‘Los niños salvajes’ cuenta con diálogos en catalán y en castellano, señal de la realidad bilingüe de Cataluña.

Lo mejor: los intérpretes y una estructura narrativa que mantiene el interés.

Lo peor: una historia ya vista y, en cierto modo, guiada por estereotipos.

Puntuación: 6/10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s