‘Shame’


Con dos películas, el británico Steve McQueen se ha convertido en un cineasta a seguir. Sus trabajos muestran a personajes al límite y someten al espectador a una experiencia dura, demoledora. En ‘Hunger’, el protagonista era un preso del IRA que estaba en huelga de hambre, y en ‘Shame’ es un adicto al sexo que se siente impotente para frenar sus impulsos. El debut, aún inédito en las salas españolas, estuvo rodeado de polémica por su peligroso mensaje, casi connivente con el ideal terrorista debido a un manipulador retrato de la Policía. Un discurso motivo de aplausos por parte de cierto sector del público en el Festival de San Sebastián, el mismo que equipara erróneamente el problema vasco con el de Irlanda del Norte y habla de opresión. La controversia también acompaña a ‘Shame’ al abordar un tema delicado, aunque en ningún momento busca el morbo. Es una lástima que haya gente que se quede en la superficie y no se percate de que se trata de un notable drama sobre la soledad y la insatisfacción.

Brandon (Michael Fassbender, actor fetiche de McQueen) es un atractivo treintañero que reside en Nueva York. Con dinero y con un buen trabajo, tiene encuentros ocasionales e historias de una noche. Esas aventuras le saben a poco y cada vez necesita más sexo, ya sea en pareja o en solitario. Brandon se adentra en una espiral de autodestrucción, situación que se verá agravada por la irrupción de su hermana Sissy (Carey Mulligan), frágil y problemática.

El filme refleja el vacío existencial de un personaje roto por la frustración que genera una enfermedad que le consume. McQueen hace partícipe de ese sufrimiento al espectador con una cuidada puesta en escena y una visión melancólica e impersonal de Nueva York. Lo mejor de ‘Shame’ reside en las soberbias interpretaciones de Fassbender, ganador de la Copa Volpi en Venecia, y Mulligan, injustamente olvidados en las nominaciones a los Óscar. Ambos demuestran que saben escoger los pasos que dan en su carrera.

Lo mejor: Fassbender y Mulligan.

Lo peor: una polémica absurda.

Puntuación: 7/10

Anuncios

8 comentarios en “‘Shame’”

  1. Vista! Desde luego no te deja indiferente. Gran interpretación de Fassbender y Mulligan de principio a final.

    Sigo coincidiendo contigo 😀

  2. Ya la he visto en VOSE. Qué desasosiego y qué bien. Me ha dado pena alguna de las escenas del final. No porque haya llorado, sino por que creo que desvirtúa gran parte del ambiente que había creado. Pero sigue siendo una gran película muy muy bien interpretada. Carey cada día mejor. Y me refiero a Mulligan, no a Mariah!

    1. Como dices es una película dura pero que merece la pena ver por la inmensidad de sus interpretaciones. Y en VOSE, muy bien, 🙂 Siempre nos quedará ‘Precious’, con Mariah sin maquillar… Gracias por visitar el blog!!

  3. Oye, pues ‘Precious’ me pareció un peliculón. Hala, más drama no se puede. Mariah incluida. Ahora sigo a Gabourey Sibide en su cada vez más desdibujado papel en la cada vez más ascendente ‘the big C’, con Laura Linney

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s