Tom Cruise


Aprovechando la presencia en las salas de ‘Misión imposible. Protocolo fantasma’, este blog estrena la sección ‘Perfiles’, en la que se repasarán las carreras de las principales estrellas del cine. Y qué mejor que comenzar con Tom Cruise, que lleva dos décadas en la cima de Hollywood. Quién lo iba a decir al verle bailar en camisa y en calzoncillos en la ochentera ‘Risky Business’, una época que ha fagocitado a tantos intérpretes.

A punto de cumplir los 50, Cruise se ha convertido en un actor con vocación taquillera, además de ser un icono sexual para el sexo femenino. En cierto modo, es una estrella a la antigua usanza, en el sentido de que prepara cada papel a conciencia y no duda en rodar, sin necesidad de dobles, las secuencias de acción. Ha sido nominado en tres ocasiones a los Óscar (por ‘Nacido el 4 de julio’, ‘Jerry Maguire’ y ‘Magnolia’), si bien el reconocimiento de la crítica se le resiste. El motivo, las excentricidades que protagonizó hace unos años (la imagen de Cruise dando botes en el sofá de Oprah Winfrey dio la vuelta al mundo) y su fe en la cienciología (o lo que es lo mismo, su pertenencia a una secta).

El periodista que escribe estos ‘posts’ no puede olvidar su interpretación en la estupenda ‘Magnolia’ o su colaboración en ‘Tropic Thunder. Una guerra muy perra’. En esta última cuesta reconocerle: aparece calvo, gordo, con mal genio y ganas de bailar. Un ‘cameo’ para recordar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s