‘Dark horse’


Transgresor, corrosivo, incómodo, extremo y surrealista. El cine de Todd Solondz se ha ganado esos calificativos con películas como ‘Happiness’ (su obra más famosa) y ‘Bienvenidos a la casa de muñecas’. El director presentó ‘Dark horse’, su último trabajo, en Venecia y el público español ha tenido la oportunidad de verlo en el Festival de Gijón en el marco de la sección oficial. Se trata de una comedia negra con poso dramático en la que Solondz se centra de nuevo en el patetismo de los personajes.

Abe es un treintañero con un serio problema: su inmadurez, que se suma a su obesidad. Vive con sus padres, trabaja en la empresa de su progenitor y puede decirse que es un vago redomado. Pasa su tiempo libre comprando figuritas de coleccionista, como un ‘friki’ más. En una boda conoce a Miranda, una mujer de baja autoestima con tendencia a la depresión. Enseguida le propone matrimonio, ante lo que Miranda no se muestra receptiva en un principio. ‘Dark horse’ muestra la extraña relación de Abe con su novia, así como su falta de entendimiento con su padre y su hermano, un afamado médico al que envidia.

‘Dark horse’ relata la vida de un perdedor ‘made in USA’. Solondz incluye alucinaciones y su mala leche habitual, aunque rebaja el tono con respecto a otros de sus largometrajes. La película, con pequeños altibajos de ritmo, mantiene el interés, si bien el público tendrá la sensación de que es un producto menor en la carrera de su autor.

Puntuación: 6,5/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s